Calabaza y Halloween ¿por qué?

Después de disfrutar del puente más terrorífico del año, toca volver a la rutina.

Pero, a raíz de este puente y, más concretamente, en relación de la fiesta de Halloween vamos a hablar de la calabaza.

Origen de la calabaza en Halloween

¿Os habíais preguntado el motivo por el que la calabaza es tan típica en Halloween? Yo sí, y documentándome un poco he descubierto que su tradición es más antigua de lo que esperaba. Se dice que, en los antiguos pueblos celtas, se utilizaba el nabo para convertirlos en candeleros que iluminaban en la noche de brujas y espantaban al diablo de sus casas.

Esta tradición y leyenda siguió vigente tras la emigración de ingleses e irlandeses a las nuevas tierras de Estados Unidos. Sin embargo, en la recién descubierta América, los cultivos de nabos escaseaban por lo que se sustituyó esta hortaliza por la calabaza, ya que era abundante allí y es fácil de acondicionar para el fin de convertirla en algo parecido a una lámpara. Esto ha seguido haciéndose hasta el día de hoy, ya que, en EEUU, se adornan las casas con calabazas con velas en su interior. Interesante ¿no?

Además, son muy típicos los postres de calabaza en estas fechas por lo que aprovecho esta tradición para hablar de esta maravillosa y riquísima hortaliza.

La calabaza y sus propiedades

La calabaza es un alimento muy completo que contiene altas dosis de calcio, magnesio, fibra y vitamina C.

Por si fuese poco, es ligero y nutritivo, todo ello con un aporte calórico bastante bajo.

Es muy difícil que la calabaza te sienta mal, ya que destaca por su carácter digerible al tener poca grasa y mucha agua.

Por si esto no es suficiente, la calabaza es muy versátil, pudiéndola usar tanto en platos salados como dulce, además de tener un sabor espectacular.

Platos de calabaza

A mí me apasiona esta hortaliza, sobre todo en platos como la crema de calabaza, en menestra de verdura o como chips crujientes, aunque, en estas fechas he de destacar el riquísimo pastel o tarta de calabaza, ya que tiene ese toque dulzón que queda perfecto en cualquier postre.

¿No te han entrado ganas de comer calabaza en este momento? A mí sí… y mucho.

Ya sabes, la calabaza es un alimento que puedes incorporar en tu dieta de muchas maneras y sin tener ningún remordimiento por lo que, ¡vamos a disfrutar de ella!

El maravilloso mundo de la pizza

Hoy os traigo un post de lo más delicioso.

¿A quien no le gusta la pizza? La pizza es un plato tan versátil que es casi imposible que no.

Pero, claro, no es un plato del que puedas abusar por el alto contenido calórico y en hidratos.

¿Y si te dijese que puedes hacer pizzas totalmente vegetales, con menos hidratos y mucho más ligeras? Apetecible, ¿verdad?

Sustituir las bases de pizza de harina de trigo es muy fácil, solo tienes que usar berenjenas y calabacines en sustitución.

Si aun no has probado estas pizzas dejo una receta fácil y sencilla para probarlas:

Recetas de mini pizzas de berenjena

Ingredientes

  • berenjenas
  • tomate frito o tomate natural en rodajas
  • sal
  • aceite de oliva extra virgen
  • queso mozzarella rallado o en rodajas

Modo de realización

Lavamos bien las berenjenas y las cortamos en rebanadas de aproximadamente 7 u 8 mm de grosor, las distribuimos en una fuente cubierta con papel de horno. Hacemos cortes poco profundos sobre la carne de las berenjenas, rociamos con aceite y salamos. Las horneamos 180°C por 15 o 20 minutos, girando a mitad cocción.

Retiramos del horno, untamos cada rebanada con tomate frito o añadimos el tomate natural, espolvoreamos con un poco de queso y volvemos a meter al horno, esta vez a 200°C, por unos 4 minutos, hasta que el queso se dore.

Puedes añadirle los ingredientes que desees a estas mini pizzas, seguro que te quedaran riquísimas o cambiar la base de berenjena por un calabacín, tendrás una comida sabrosa, sana y con mucha variedad.

Como ya has visto hay tantas pizzas como gustos, puedes variarle los ingredientes tanto como quieras.

¡Disfrútalas!  

Los beneficios y utilidades de las semillas en la comida

Bienvenida/os un día más a una nueva publicación.

Esta semana, voy a hablar de un tipo de alimento que cada vez está más extendido en nuestra dieta y que es muy beneficioso. En este caso, voy a resaltar los beneficios de las semillas.

Las semillas como la quinoa, la chía o el sésamo son un complemento estupendo para ensaladas, salsas y postres que, además de aportar un sabor distinto y rico, son muy saludables.

Beneficios de las semillas

Enumerar los beneficios de las semillas es muy fácil ya que son muchos:

En primer lugar, la gran mayoría de las semillas son ricas en proteínas, grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas, es decir, grasas saludables, son fuente de fibras, vitamina B, vitamina E, calcio, fósforo, potasio y hierro,…casi nada.

Pero es que, además, ayudan a adelgazar, al tener un efecto saciante, y poseen fuertes antioxidantes, favoreciendo a la piel, cabello y uñas.

Otro motivo por lo que debes añadirlas a tu dieta es que aportan mucha energía, ayudan a combatir la inflamación de órganos y reducen el efecto “barriga hinchada”.

Convencido, ¿no?

Utilidades de las semillas.

Las semillas, como ya apuntaba anteriormente, se pueden usar en numerosos platos, como en rebozados, en postres, en yogurt, en salsas, en ensaladas.

Hay infinidad de posibilidades y en todas aportaras un toque crujiente, con buen sabor y exotismo.

En mi caso particular, las uso mucho en ensaladas (por ejemplo, la quinoa o la chía) y en salsas como la teriyaki o en hummus (aquí, uso el sésamo), pero, también queda muy bien como postre, por ejemplo, un yogurt griego con semillas de chía y sésamo.

También puedes usar las semillas de girasol o de calabaza, por ejemplo, como snacks.

En definitiva, muchas posibilidades de incorporarlas a tu día a día y hacer tu dieta más saludable y beneficiosa.

Ya puedes ser todo/a un/a realfooder.

Ahora cuéntame, ¿cuál es tu semilla favorita?

Las ensaladas, la solución para comer sano, ligero y rico.

¡Hola! Os doy la bienvenida una semana más.

Esta semana, voy a hablar de las ensaladas y el por qué las considero la mejor opción para comer sano y, a la vez, rico.

Aunque Homer Simpson canturreara eso de “no conquistas nada, con una ensalada”, en mi caso, vengo a decir todo lo contrario.

La ensalada es un plato de lo más completo, personalizable, sano, ligero y rico. Hay tantas ensaladas como personas, ya que según te apetezca, puedes variar los ingredientes a tu gusto y, por tanto, el sabor del plato.

Además, es el plato estrella para compartir en cualquier mesa o la cena perfecta cuando no tienes mucho tiempo y quieres comer ligero. ¡Lo tiene todo para que comas más sano en un periquete!

Pero, ¿aún eres de los de Homer Simpson?

Enumeremos los beneficios de la ensalada

La ensalada, aparte de ser un plato con infinidad de posibilidades contiene una alta cantidad de vegetales, por ello, te aporta una gran cantidad de vitaminas.

Además, te ayuda a mantenerte hidratado ya que la lechuga, canónigo, espinaca o tomate, presente en la mayoría de ensalada, son ingredientes con alta concentración de agua.

Por si no fuera poco, ayuda a la digestión, al ser muy ligeras y, también, tiene un efecto depurativo ya que es un plato que suele tener gran cantidad de fibra.

Por esta misma razón, ayudan a conciliar el sueño y a regular tu tránsito intestinal.

El único pero de las ensaladas, es que no debes abusar de ellas o puedes llegar a sufrir de problemas de gases.

En definitiva, tiene multitud de beneficios que hacen de la ensalada un plato maravilloso para disfrutar sin ningún tipo de problemas. Por si fuera poco, las puedes adaptar a todo tipo de dietas, ya que son aptas para veganos, vegetarianos, celíacos o intolerantes a la lactosa, solo tienes que encontrar la combinación que te venga mejor y te guste más y… ¡a disfrutar!

¿Qué ensalada te apetece hoy?

Yo hoy me decanto por una Caprese: Albahaca, tomate y mozzarella… riquísima.

¡Hasta el próximo post!

¿Tienes hábitos saludables con la comida?

Bienvenidos a un nuevo post.

En esta ocasión os traigo un tema del que he leído ya varios artículos y del que me gusta reflexionar.

En muchos casos, he visto como nos castigamos con la comida, cuando creemos que tenemos que adelgazar rápido, y no nos permitimos disfrutar de ella, prohibiéndonos todo tipo de alimentos y comiendo menos de lo que realmente queremos e, incluso, necesitamos.

¿Por qué lo hacemos?

Las dietas milagro tienen mucha culpa de ello y es que pensamos que es mejor pasar hambre dos semanas o un mes para adelgazar rápido y sentirnos mejor. Sin embargo, esto es algo muy contraproducente, ya que, al volver a tus hábitos de antes, volverás a ganar peso y, además, esto te hará sentir mucho peor.

Además, creo que mirar demasiado la báscula es algo muy dañino y que, por añadidura, no certifica que estés mejor o peor en cuanto a salud.

Lo más recomendable, según todos los expertos en la materia, es crear hábitos saludables en tu rutina, tanto con la comida, como con el deporte y el descanso.

Para mí, ir creando una nueva rutina poco a poco, más sana y que se adapte a tu ritmo de vida, es mucho más fácil y da mucho mejores resultados. Dejarás de torturarte tanto, mejorarás en salud y te sentirás mucho mejor.

¿Cómo poder crear hábitos saludables?

En mi caso, lo que hice fue:

  • Incorporar más verduras y frutas a mi dieta.
  • Dejar las bebidas azucaradas, sustituyéndola por bebidas zero azúcar o por más agua.
  • Beber más líquido, en general, algo muy beneficioso y del que no somos demasiado consciente.
  • Comer muy poca o nada de bollería, sustituyéndolo por dulces caseros o de confiterías, todas tenemos un antojo alguna vez ¿no?

Fui haciendo estos cambios poco a poco y casi que no me di cuenta de que llegué a tener hábitos más saludables. Además de esto, fui incorporando rutinas de entrenamiento en paralelo, para cuando me di cuenta me sentía mejor físicamente, más ágil, mejoré el sueño y, lo más importante, mejoré anímicamente.

Y tú, ¿tienes hábitos saludables con la comida?

Anímate a cambiar tu estilo de vida.

¡Hasta el próximo post!

Turofilia, amor por el queso

Bienvenidas, almas foodies, a un nuevo post.

Esta semana, como indica en el título, voy a hablar del tan adorado queso. 

¿Qué haría yo sin queso? Pues sería menos feliz, eso sin duda. Seguramente, no soy la única que tiene absoluta devoción por este producto ¿verdad?

¿Por qué este amor al queso?

Existe una palabra para definir que eres amante de este lácteo, supongo, que eso es un indicativo de que este producto levanta pasiones allá donde va. Si a ti también te define la turofilia, entonces, te sentirás identificado con este post.

Como pasa con el aguacate, este producto se puede utilizar tanto en recetas dulces como saladas, por ello lo hace perfecto para cualquier ocasión. Hay tantas variedades de quesos con sus matices y sus propiedades, que es casi imposible que reniegues de él.

El queso trae consigo una infinita variedad de sabores, texturas y olores que hacen de este producto un constante en la dieta de cada país y de casi cada persona, además, hay una versión vegana. No se puede pedir más ¿no?

Propiedades del queso

Por si fuese poco, como no podía ser de otra manera, el queso aporta muchos beneficios para deleite de nosotros, los cheese lover, aunque, ojo, hay variedades de quesos muy grasos y muy calóricos por lo que debes de estar atento y no abusar de él, sobre todo, si te preocupa mantener la línea.

Sin embargo si eres como un ratoncillo, puedo decirte que el queso es un alimento rico en vitaminas A y D, ambas vitaminas ayudan al cuerpo a absorber el calcio por lo que ayudan a la prevención de enfermedades como la osteoporosis, es decir, ayuda a mantener los huesos y dientes sanos. Además, es una fuente de vitaminas del grupo B, como el ácido fólico, que ayudan a un correcto funcionamiento del cuerpo.

¿A qué ahora disfrutarás más, si cabe, del queso?

Disfruta comiendo, pero si comes sano y rico, mucho mejor.

En @fitnessandfoodlover_ seguiré en esta, mi semana del queso, con publicaciones relacionadas.

¡Hasta el próximo post!

El aguacate como forma de vida

¡Bienvenidos a un nuevo post!

En este caso, os voy a hablar de unos de mis amores culinarios, el aguacate.

¿Por qué soy una avocado lover?

Pues porque, aparte de estar delicioso, es un alimento muy sano que te aporta muchos nutrientes y que, además, sirve tanto para platos salado como dulces. Vaya, ¡podría estar todo el día comiendo aguacates y tan a gusto!

Beneficios del aguacate.

Si no te parece suficiente motivos para amar este superalimento, daré una lista de beneficios que el aguacate te aporta.

En primer lugar, esta fruta es una fuente natural de grasas saludables, que, aunque no debes de excederte en ellas, estas grasas deben de estar presente en tu alimentación ya que un 25% de tu peso corporal depende de ellas.

Además, el aguacate ayuda a reducir el colesterol y disminuye el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Por si fuera poco, este alimento es muy rico en ácido fólico y es un potente antioxidante. Por no nombrar la numerosa lista de vitaminas presentes en él.

¿No se te ha hecho la boca agua todavía?

Más curiosidades del aguacate.

Si no te llama la atención probar a incorporarlo a tu dieta habitual, también debo decir, que el aguacate está presente en muchos productos de cosmética por ser muy beneficioso para la piel y es que este, te ayuda a mantener la piel hidratada, al ser un alimento rico en grasas, y, también, ayuda a reducir las arrugas y controlar el acné. Vamos, un milagro de la naturaleza.

En el cabello, también actúa de manera positiva ayudando a reparar las puntas abiertas, además de, mantener tu melena bien hidratada y brillante.

Te he convencido ¿verdad?

Por todos estos motivos proclamo: PON UN AGUACATE EN TU VIDA… O MAS.

¿Eres ya un/una amante del aguacate?

No es para menos.

¡Hasta el próximo post!

Si quieres algunas pinceladas más de información sobre el aguacate y alguna receta, sigue mi cuenta de Instagram @fitnessandfoodlover_ iré publicando cosillas en esta, mi semana del aguacate.

¡Bienvenidos!

En primer lugar, quiero dar las gracias a todos los que vais a invertir un poco de vuestro tiempo en leer lo que escribo, el tiempo es un bien muy preciado, por ello, espero que os merezca la pena.

Empecemos…

En fitnessandfoodlover, se hablará sobre dos de mis aficiones preferidas, el fitness y el buen comer. Por esta razón, tanto si sois aficionados a ello, como si todavía no lo sois, ¡este es vuestro blog!

¿Y por qué?

Pues porque en este blog no daré información sobre el fitness y la nutrición, así, sin más, sino que contaré anécdotas y, sobre todo, animaré a todos aquellos que se ha planteado el ser más activo y, además, comer mejor, pero nunca encuentra el momento de empezar.

En definitiva, en estas líneas, daré mi punto de vista de aficionada al deporte, además de pinceladas sobre cómo crear buena comida y disfrutar con ello.

Espero que disfrutéis leyendo estas líneas que iré creando, tanto como yo escribiéndolas.

¡Hasta el próximo post!