La playlist del entrenamiento

Cuando entrenamos, hay varias cosas que siempre tenemos en cuenta. Una de ellas, para mi fundamental, es la música.

El ritmo de la música, marca el ritmo del entrenamiento, para cada clase, cada deporte o cada ejercicio siempre hay una canción perfecta que te motiva y te ayuda a seguir ¿no creéis?

¿Qué sería de la clase de yoga sin una música relajante, de las de body combat sin algo de Dance o las de Zumba sin un poco de ritmo latino? Pues no lo harías igual ¿verdad?

Yo tengo canciones clave para cada tipo de entrenamiento y para cada momento. Si hago cardio una con un ritmo más acelerado, si practico fuerza una con un ritmo más constante pero que sea animada, para el momento del estiramiento una más relajada.

Yo, no concibo el entrenamiento sin música, ya sea en una clase, o por tu cuenta haciendo ejercicios de fuerza o saliendo a correr. Si la música me motiva, me cuesta menos hacer ejercicio, aguanto más y se me hace mucho más llevadero.

En general, la música ayuda a amenizar muchos momentos de tu día a día y entrenar, no podía ser menos.

Por ello, elige una canción que te motive, que te ayude a venirte arriba y marca el ritmo de tu entrenamiento con ella

La playlist para entrenar debe de ser uno de los primeros pasos al proponerte hacer ejercicio y el que te va acompañar durante toda la jornada así que, habrá que elegirla bien ¿no?

El maravilloso mundo de la pizza

Hoy os traigo un post de lo más delicioso.

¿A quien no le gusta la pizza? La pizza es un plato tan versátil que es casi imposible que no.

Pero, claro, no es un plato del que puedas abusar por el alto contenido calórico y en hidratos.

¿Y si te dijese que puedes hacer pizzas totalmente vegetales, con menos hidratos y mucho más ligeras? Apetecible, ¿verdad?

Sustituir las bases de pizza de harina de trigo es muy fácil, solo tienes que usar berenjenas y calabacines en sustitución.

Si aun no has probado estas pizzas dejo una receta fácil y sencilla para probarlas:

Recetas de mini pizzas de berenjena

Ingredientes

  • berenjenas
  • tomate frito o tomate natural en rodajas
  • sal
  • aceite de oliva extra virgen
  • queso mozzarella rallado o en rodajas

Modo de realización

Lavamos bien las berenjenas y las cortamos en rebanadas de aproximadamente 7 u 8 mm de grosor, las distribuimos en una fuente cubierta con papel de horno. Hacemos cortes poco profundos sobre la carne de las berenjenas, rociamos con aceite y salamos. Las horneamos 180°C por 15 o 20 minutos, girando a mitad cocción.

Retiramos del horno, untamos cada rebanada con tomate frito o añadimos el tomate natural, espolvoreamos con un poco de queso y volvemos a meter al horno, esta vez a 200°C, por unos 4 minutos, hasta que el queso se dore.

Puedes añadirle los ingredientes que desees a estas mini pizzas, seguro que te quedaran riquísimas o cambiar la base de berenjena por un calabacín, tendrás una comida sabrosa, sana y con mucha variedad.

Como ya has visto hay tantas pizzas como gustos, puedes variarle los ingredientes tanto como quieras.

¡Disfrútalas!  

Entrenar… ¿al aire libre, en el gimnasio o en casa?

Bienvenidos una semana más a un nuevo post sobre fitness

A la hora de entrenar, puedes elegir muchas formas y sitios donde hacerlo, yo, hoy me voy a centrar en los lugares donde solemos practicar deporte.

En mi caso, diferencio tres grandes grupos, dependiendo del sitio que escojan para entrena:

Hay de los que prefieren salir al aire libre y entrenar en la calle, ya sea corriendo, montando en bici, yéndose a la playa a nadar o hacer algún deporte acuático, o, incluso, usando la maquinaria que hay en algunos puntos de la ciudad.

Por otro lado, están los que prefieren quedarse en casa y entrenar con lo que tengan por allí, con videos de entrenamientos o por su cuenta. Esto, debido al confinamiento, se extendió mucha mas ya que nos dimos cuenta que puedes convertir tu casa, por pequeña que sea, en un gimnasio improvisado.

Y, por último, los que van al gimnasio, hacen clases dirigidas o entrenan con un monitor personal que les prepara su rutina y corrige mientras realizan el ejercicio. Este es el sitio más generalizado, sobre todo, para los que no tienen demasiado espacio en casa, quieren entrenar fuerza o les gusta entrenar con alguien que les vaya guiando.

¿Cuál es tu sitio favorito para entrenar?

En mi caso, soy más de las que entrenan en el gimnasio, mis motivos son variados pero, en general, debo admitir que aprendo cosas nuevas y me nutro de lo que veo tanto de los entrenadores o monitores como de los que entrenan a mi alrededor. Por ello, acudir al gimnasio, me sirve para aprender, mejorar en mis objetivos y para motivarme más.

Aunque, las otras dos opciones son muy válidas ya que:

  • Entrenar al aire libre es muy divertido ya que puedes entrenar en compañía, viendo el sol, el paisaje y con aire fresco. Además de que puedes hacer actividades disfrutando de la naturaleza, como el senderismo o el ciclismo de montaña.
  • Entrenar en casa tiene sus grandes pros también, es la manera más cómoda, perfecta para personas con menos tiempo y que prefieren organizarse su tiempo ellas misma. Además, es la opción más económica ya que te ahorras la mensualidad de un gimnasio o el transporte a algún sitio determinado.

En definitiva, entrenes donde entrenes lo mejor es ser constante, convertir el ejercicio y/o deporte en una rutina que te motive y mantenerte activo el mayor tiempo posible.

Y tú, ¿dónde entrenas?

Turismo gastronómico

Bienvenidas a un nuevo post.

¿Eres de probar toda la comida autóctona de la ciudad donde viajas o no le das importancia a eso?

Después de la temporada de vacaciones, qué mejor que un articulo sobre turismo gastronómico.

Yo, claramente soy de las primeras, como no podría ser de otra manera. Probar sabores nuevos es una prioridad para mí en todos los viajes que hago.

Además, la comida típica de cada ciudad, pueblo o país, refleja también la cultura por lo que conocerla, es algo fundamental y muy necesaria para entender lo que estamos viendo. ¿No crees?

Mis experiencias en las vacaciones de este año.

Este verano, he pasado unos días en el norte de España y, por supuesto, he probado platos típicos de allí. Siendo yo del sur, hay muchos sabores a los que no estoy acostumbrada y que me han sorprendido gratamente.

¡Vaya, me he empapado de marisco, cachopo y buenos pintxos!

Debo decir, que de lo que más he disfrutado es de conocer la gastronomía de cada sitio y probar la manera de realizar cada plato que, dependiendo de la ciudad o comunidad autónoma, varía. Por lo que he probado platos muy ricos y matices de sabores que no como habitualmente.

Por ello, yo, sin duda, proclamo el valor de hacer turismo gastronómico. Hay que abrir la mente a nuevos sabores, da igual donde vayas, porque, así, te llevas una experiencia completa de cada sitio donde estés.

Además, no sería una food lover sino disfrutara de comer en un buen restaurante de comida típica ¿no?

Y tú, ¿sueles hacer turismo gastronómico?

Los abominables abdominales

Comenzamos agosto hablando de fitness.

Sí, en verano también se puede entrenar o hacer ejercicio, aunque cueste un poco más.

Por eso, en este caso, voy a hablar de los ejercicios para fortalecer abdomen o los comúnmente conocidos como abdominales.

Los abdominales son ejercicios muy odiados, pero, a mi, particularmente, me gustan. Hay que especificar que los ejercicios de abdomen son muy variados y puedes fortalecer esta parte del cuerpo en muchos deportes y rutinas diferentes. Por ello, animo a qué investiguéis porque seguro que encontrareis ejercicios con los que trabajar esta parte del cuerpo y que no os costará casi nada.

Finalidad de los ejercicios de abdomen

Además, tener un abdomen fuerte no solo es estéticamente bonito, sino que también, es muy beneficioso para la salud ya que, esta, es una de las partes más importantes del cuerpo, junto con la cadera y el glúteo, ¡es el epicentro de todo el organismo!

También, cabe destacar, que fortalecer el abdomen o CORE ayuda a prevenir dolores lumbares y de espalda, ayuda con el equilibrio y es la base para fortalecer el resto del cuerpo.

Pero, tranquil@s, si te cuesta ponerte, debes saber que si aprietas el abdomen cada vez que realizas ejercicio, algún deporte o incluso cargas con la compra, estarás trabajándolo sin darte cuenta.

Visita mi post sobre por qué entrenar fuerza para saber más beneficios.

¿Qué pasa con la estética?

En cuanto a salud, ya ha quedado claro la importancia de estos ejercicios, pero, ¿quién no ha soñado con un vientre plano y con un abdomen bien marcado?

Aquí tengo que dar unas noticias no del todo buena ya que, realizar ejercicios de abdomen, no te asegura tener la tan ansiada “tableta”, ya que esto, también, depende de controlar tu alimentación, sobre todo, si eres de los que se te acumula grasilla en la zona del estómago.

Sin embargo, debo admitir que cuando consigues ver algo de progreso, lo disfrutas el doble, además no es imposible. Asi que… vamos a darle caña a ese abdomen ¿no?

Para aquellos que necesiten ideas de rutinas de abdomen os dejo un par de videos que me gustan particularmente:

Los beneficios y utilidades de las semillas en la comida

Bienvenida/os un día más a una nueva publicación.

Esta semana, voy a hablar de un tipo de alimento que cada vez está más extendido en nuestra dieta y que es muy beneficioso. En este caso, voy a resaltar los beneficios de las semillas.

Las semillas como la quinoa, la chía o el sésamo son un complemento estupendo para ensaladas, salsas y postres que, además de aportar un sabor distinto y rico, son muy saludables.

Beneficios de las semillas

Enumerar los beneficios de las semillas es muy fácil ya que son muchos:

En primer lugar, la gran mayoría de las semillas son ricas en proteínas, grasas poliinsaturadas y monoinsaturadas, es decir, grasas saludables, son fuente de fibras, vitamina B, vitamina E, calcio, fósforo, potasio y hierro,…casi nada.

Pero es que, además, ayudan a adelgazar, al tener un efecto saciante, y poseen fuertes antioxidantes, favoreciendo a la piel, cabello y uñas.

Otro motivo por lo que debes añadirlas a tu dieta es que aportan mucha energía, ayudan a combatir la inflamación de órganos y reducen el efecto “barriga hinchada”.

Convencido, ¿no?

Utilidades de las semillas.

Las semillas, como ya apuntaba anteriormente, se pueden usar en numerosos platos, como en rebozados, en postres, en yogurt, en salsas, en ensaladas.

Hay infinidad de posibilidades y en todas aportaras un toque crujiente, con buen sabor y exotismo.

En mi caso particular, las uso mucho en ensaladas (por ejemplo, la quinoa o la chía) y en salsas como la teriyaki o en hummus (aquí, uso el sésamo), pero, también queda muy bien como postre, por ejemplo, un yogurt griego con semillas de chía y sésamo.

También puedes usar las semillas de girasol o de calabaza, por ejemplo, como snacks.

En definitiva, muchas posibilidades de incorporarlas a tu día a día y hacer tu dieta más saludable y beneficiosa.

Ya puedes ser todo/a un/a realfooder.

Ahora cuéntame, ¿cuál es tu semilla favorita?

Entrenar fuerza siendo mujer

Bienvenidos una semana más a una nueva entrega de fitnessandfoodlover.

Esta semana, quiero hablar de los entrenamientos de fuerza para mujeres y desmontar algunos mitos que hay al respecto.

He escuchado muchas veces, que, si haces muchos ejercicios de fuerza, ensanchas mucho y se te queda un físico parecido a un hombre culturista, pero la realidad es muy diferente.

Obviamente, los músculos se desarrollan y puedes llegar a ensanchar un poco, pero no llegarás a ensanchar a los niveles que lo hace un hombre, a no ser, que te dediques al culturismo, claro.

Quedando claro esto debo de añadir que los ejercicios de fuerza muscular son muy beneficiosos, ya que te ayudan a tener mejor salud, mejor figura y mantenerte en forma.

Por supuesto, cada cuerpo es un mundo y a cada persona le va mejor un tipo de entrenamiento u otro, pero trabajar la fuerza es siempre recomendado por los entrenadores por su alta efectividad en cuanto a los objetivos marcados por la mayoría.

Beneficios de los entrenamientos de fuerza

Esta demostrado, que, para sufrir menos dolores musculares, de lumbalgia o articulares, lo mejor es fortalecer tu cuerpo para, así, hacerlo más resistente. Si tienes problemas en la zona lumbar, la primera recomendación que te dará un médico es que fortalezcas la zona del CORE (baja espalda y abdomen).

Además, desarrollar la musculatura ayuda a que tu metabolismo sea más rápido, quemando más calorías y absorbiendo más grasa cuando realizas ejercicios.

Se puede añadir, también, que el músculo pesa más que la grasa, pero ocupa menos, por lo que cuando intercambias ese peso que tienes de grasa corporal en músculo, tu figura se verá más fina y estilizada.

Trabajar la fuerza, también, ayuda a tonificar tu figura y que tu piel se vuelva más firme, eliminando la tan temida celulitis.

¿A qué esperar para entrenar tus músculos a tope?

Si combinas un entrenamiento de fuerza con ejercicios más metabólicos y, además, lo complementas con una buena alimentación tendrás un cuerpo de lo más sano y, además, te sentirás mucho mejor con tu propio cuerpo.

¡Vamos, anímate!

¡Hasta el próximo post!

Las ensaladas, la solución para comer sano, ligero y rico.

¡Hola! Os doy la bienvenida una semana más.

Esta semana, voy a hablar de las ensaladas y el por qué las considero la mejor opción para comer sano y, a la vez, rico.

Aunque Homer Simpson canturreara eso de “no conquistas nada, con una ensalada”, en mi caso, vengo a decir todo lo contrario.

La ensalada es un plato de lo más completo, personalizable, sano, ligero y rico. Hay tantas ensaladas como personas, ya que según te apetezca, puedes variar los ingredientes a tu gusto y, por tanto, el sabor del plato.

Además, es el plato estrella para compartir en cualquier mesa o la cena perfecta cuando no tienes mucho tiempo y quieres comer ligero. ¡Lo tiene todo para que comas más sano en un periquete!

Pero, ¿aún eres de los de Homer Simpson?

Enumeremos los beneficios de la ensalada

La ensalada, aparte de ser un plato con infinidad de posibilidades contiene una alta cantidad de vegetales, por ello, te aporta una gran cantidad de vitaminas.

Además, te ayuda a mantenerte hidratado ya que la lechuga, canónigo, espinaca o tomate, presente en la mayoría de ensalada, son ingredientes con alta concentración de agua.

Por si no fuera poco, ayuda a la digestión, al ser muy ligeras y, también, tiene un efecto depurativo ya que es un plato que suele tener gran cantidad de fibra.

Por esta misma razón, ayudan a conciliar el sueño y a regular tu tránsito intestinal.

El único pero de las ensaladas, es que no debes abusar de ellas o puedes llegar a sufrir de problemas de gases.

En definitiva, tiene multitud de beneficios que hacen de la ensalada un plato maravilloso para disfrutar sin ningún tipo de problemas. Por si fuera poco, las puedes adaptar a todo tipo de dietas, ya que son aptas para veganos, vegetarianos, celíacos o intolerantes a la lactosa, solo tienes que encontrar la combinación que te venga mejor y te guste más y… ¡a disfrutar!

¿Qué ensalada te apetece hoy?

Yo hoy me decanto por una Caprese: Albahaca, tomate y mozzarella… riquísima.

¡Hasta el próximo post!

¿Qué es la movilidad y por qué hay que trabajarla?

Bienvenidos y bienvenidas una semana más a un nuevo post.

Hoy, hablaré sobre un tema muy importante y de los más olvidado a la hora de realizar tu rutina de entrenamiento, la movilidad.

¿Qué es la movilidad?

Un entrenamiento de movilidad es un trabajo en el que pones énfasis en el movimiento articular y en el control postural de tu cuerpo.

Estos entrenamientos son de extremada importancia dado que previenen lesiones, mantienen ágil y joven tus articulaciones y te ayudan a corregir y ser más consciente de tu postura.

Además, te ayuda a ganar flexibilidad, elasticidad y nos mantiene más fuertes y en forma.

¿Cómo puedes trabajarla?

Puedes trabajar la movilidad de varias formas, se recomienda que hagas ejercicios de movilidad antes de un entrenamiento, sobre todo de fuerza, para evitar sobre carga y lesiones.

En general, los ejercicios de movilidad y estiramientos son ejercicio que se caracterizan por ser pausados, con respiraciones controladas y con movimientos concretos pero sutiles. Un ejemplo de cómo ejercitar la movilidad es practicando yoga o pilates.

Por si quieres ver de manera más gráfica cómo poder entrenar la movilidad, te dejo una buena sesión que puedes hacer en tu propia casa y en el que no necesitas ningún tipo de material:

Como recomendación personal, si tienes algún problema, dolencia o característica especial, lo mejor es pedirle consejo a un profesional de la actividad física o, incluso, a un fisioterapeuta.

Como conclusión, si entrenas con frecuencia, no olvides este tipo de entrenamiento ya que sus beneficios son amplios y te ayudarán a envejecer mucho mejor.

¿Has incluido ya ejercicios de movilidad a tu rutina de entrenamiento?

¿Tienes hábitos saludables con la comida?

Bienvenidos a un nuevo post.

En esta ocasión os traigo un tema del que he leído ya varios artículos y del que me gusta reflexionar.

En muchos casos, he visto como nos castigamos con la comida, cuando creemos que tenemos que adelgazar rápido, y no nos permitimos disfrutar de ella, prohibiéndonos todo tipo de alimentos y comiendo menos de lo que realmente queremos e, incluso, necesitamos.

¿Por qué lo hacemos?

Las dietas milagro tienen mucha culpa de ello y es que pensamos que es mejor pasar hambre dos semanas o un mes para adelgazar rápido y sentirnos mejor. Sin embargo, esto es algo muy contraproducente, ya que, al volver a tus hábitos de antes, volverás a ganar peso y, además, esto te hará sentir mucho peor.

Además, creo que mirar demasiado la báscula es algo muy dañino y que, por añadidura, no certifica que estés mejor o peor en cuanto a salud.

Lo más recomendable, según todos los expertos en la materia, es crear hábitos saludables en tu rutina, tanto con la comida, como con el deporte y el descanso.

Para mí, ir creando una nueva rutina poco a poco, más sana y que se adapte a tu ritmo de vida, es mucho más fácil y da mucho mejores resultados. Dejarás de torturarte tanto, mejorarás en salud y te sentirás mucho mejor.

¿Cómo poder crear hábitos saludables?

En mi caso, lo que hice fue:

  • Incorporar más verduras y frutas a mi dieta.
  • Dejar las bebidas azucaradas, sustituyéndola por bebidas zero azúcar o por más agua.
  • Beber más líquido, en general, algo muy beneficioso y del que no somos demasiado consciente.
  • Comer muy poca o nada de bollería, sustituyéndolo por dulces caseros o de confiterías, todas tenemos un antojo alguna vez ¿no?

Fui haciendo estos cambios poco a poco y casi que no me di cuenta de que llegué a tener hábitos más saludables. Además de esto, fui incorporando rutinas de entrenamiento en paralelo, para cuando me di cuenta me sentía mejor físicamente, más ágil, mejoré el sueño y, lo más importante, mejoré anímicamente.

Y tú, ¿tienes hábitos saludables con la comida?

Anímate a cambiar tu estilo de vida.

¡Hasta el próximo post!